Minería Exportación baja un 30% y pone en riesgo a 50 mil fuentes de empleo - eju.tv

Santa Cruz

Las exportaciones de minerales tienen una caída superior al 30 por ciento en 2020 a raíz de la baja demanda china como consecuencia del coronavirus. Esta situación, que se

agrava con una reducción extraordinaria de precios, amenaza a aproximadamente 50.000 mineros cooperativistas que podrían quedar sin empleo. Expertos sugieren medidas orientadas a la industrialización para el repunte de este sector.

Según datos del Instituto Nacional de Estadísticas (INE), las exportaciones de minerales en enero de 2020 alcanzaron un valor de $us 169,1 millones, que representa una reducción del 9,7 por ciento en relación a los 187,3 millones registrados en enero de 2019.

El valor de las exportaciones de zinc —el mineral boliviano más comercializado al exterior— reporta una caída del 14 por ciento, pues bajó de $us 112,8 millones en enero de 2019 a 96,8 millones en enero de 2020. La exportación de plomo bajó en 26 por ciento al pasar de 20,4 millones a 15,1 millones en similar periodo. Contrariamente, el valor de las ventas externas de plata subió en 4,8 por ciento, ya que pasó de 47,6 millones a 49,9 millones.

Siga las noticias de eju.tv por Telegram y/o Facebook

Sin embargo, en opinión de Orlando Gutiérrez, secretario ejecutivo de la Federación Sindical de Trabajadores Mineros de Bolivia (Fstmb), las exportaciones cayeron entre un 30 y 40 por ciento en la presente gestión debido al cierre de fronteras en China.

“La producción se ha tratado de mantener, lo que nos preocupa es el problema de la exportación. Lamentablemente, inclusive nuestra metalúrgica Vinto el día de hoy ya está tropezando con serios problemas de lo que tiene adeudado”, afirma Gutiérrez.

Pero los problemas del sector minero también surgen por la caída del precio internacional, una situación que venía ocurriendo desde 2019 y que se acentuó en 2020. Según Gutiérrez, cuando cae el precio, las empresas y cooperativas mineras tratan de aumentar la producción para atenuar los impactos, pero actualmente esto tampoco ocurre por la paralización de las operaciones a raíz de la pandemia del coronavirus.

Empleos en riesgo

Según el expresidente de la Confederación Minera de Bolivia (Comibol) y analista en minería Héctor Córdova, las cooperativas que explotan minerales en Bolivia están prácticamente en quiebra, situación que deriva, en algunos casos, en despido de personal.

“Si se mantiene esto, con el zinc alrededor de $us 0,80 por libra fina, vamos a entrar en un colapso en que por lo menos 50.000 cooperativistas mineros van a quedar sin trabajo, van a quedar en la calle; esto ha de ser muy grave porque no tienen otra fuente de ingresos”, dijo.

Córdova considera que el país puede tener un conflicto social de magnitud al considerar la naturaleza aguerrida de los trabajadores mineros. Además, advierte que el panorama aún es complejo porque la tendencia del precio internacional de los minerales es a la baja.

Gutiérrez ratifica que algunas empresas aprovechan esta coyuntura para intentar reducir personal y salarios. “No me parece correcto. Creo que ésta es la manera más vil de aprovecharse de esta desgracia humana que estamos pasando por el Covid-19”, señaló.

SEPA MÁS

Sube el oro, pero ventas bolivianas son mínimas

Aunque la cotización del oro es la única estable, las exportaciones bolivianas llegaron sólo a $us 0,4 millones en enero de 2020.

La industria china se recupera en 70%

En aproximadamente una semana, la producción en China se recupera sorpresivamente. Es un aliciente para la exportación de minerales.

Volumen de minerales exportados baja en 16%

Datos del IBCE reflejan que en enero de 2020 Bolivia exportó 115.385.481 toneladas; en enero de 2019 fueron 136.773.052.

Exportaciones a China bajaron un 15,2%

En enero de 2020, el valor de las ventas a China alcanzó los $us 31,6 millones; en enero de 2019, llegó a 37,3 millones.

Mineros no pueden parar actividad al 100%

Pese a la cuarentena, la actividad exige contar con un personal mínimo para evitar el deterioro o inundación de los yacimientos.

Generación de electricidad llega a 3.169 MW

Actualmente, el 84 por ciento es generado por ENDE Corporación, mientras que el 16 por ciento, por otras empresas.

El expresidente Comibol y analista en minería Héctor Córdova.
ARCHIVO

Expertos sugieren industrializar la minería para alcanzar mejores precios

El salto del extractivismo a la fundición es una alternativa para mejorar los ingresos del sector minero en Bolivia que, hasta ahora, limita sus exportaciones a minerales básicos.

Según el especialista en minería José Padilla, Bolivia tiene la oportunidad de aprovechar sus excedentes de energía eléctrica para utilizarlos en plantas de fundición, mismas que pueden ser construidas con capitales privados en un marco de atractivas condiciones de inversión.

Padilla afirma que los productos obtenidos, al tener valor agregado, tendrían mejores precios en los mercados de exportación.

Otra propuesta

El expresidente de la Confederación Minera de Bolivia (Comibol) y analista en minería Héctor Córdova sostiene que, para evitar una crisis social a raíz del decaimiento del sector minera, el Estado considera la compra y el acopio del mineral producido por las cooperativas a un precio más elevado en comparación al precio de exportación durante un año.

Añade que, durante este periodo, el Gobierno deberá promover un crédito a una empresa privada para que ésta construya una planta procesadora de minerales con tecnología moderna que permite la obtención de productos con valor agregado, los cuales serán comercializados a un precio todavía mayor. Sin embargo, hasta la fecha, el Gobierno no anunció nada en específico para el sector.

Cae el precio de minerales exportados, menos del oro

De los cinco minerales más exportados de Bolivia —zinc, plata, plomo, estaño y oro—, sólo este último mantiene un precio estable, pese a ello, la actividad minera es cada vez más insostenible, señala el expresidente de la Comibol y analista en minería Héctor Córdova.

Afirma que la disminución de precio se dio a lo largo de 2019, pero que “por estos días se ha producido algo espantoso”. “El año pasado había una volatilidad en el corto plazo, pero una tendencia a mantener un cierto nivel; ahora eso se ha venido abajo, la volatilidad del corto plazo es brutal y la tendencia es a bajar”, dijo.

Según datos de la Bolsa de Metales de Londres, disponibles en la página web del Ministerio de Minería y Metalurgia, la libra fina de zinc en la primera quincena de marzo de 2018 se cotizaba en $us 1,62; en similar periodo de 2019 bajó a 1,23, mientras que en los primeros 15 días de marzo de 2020 cayó a 0,94.

La libra fina de estaño se cotizó en $us 9,84 en mencionado periodo de 2018, bajó a 9,77 en 2019 y se redujo a 7,48 en 2020, mientras que el plomo pasó de $us 1,17 en 2018 a 0,94 en 2019 y a 0,86 en 2020. La onza troy (31,1 gramos) de plata se cotizó en $us 16,60 en 2018; en 2019 bajó a 15,85 pero en 2020 subió a 18,14. El oro es el único en recuperación. La onza troy se cotizaba en $us 1.335,17 en 2018, bajó a 1.328,63 en 2019, pero repuntó a 1.628,12 en 2020.